¿Cómo creo mis propios mandalas y diseños?

“Siempre he querido hacer mandalas, pero no se por dónde empezar. Ni siquiera sé dibujar. ¿Qué materiales uso? ¿Es mejor dibujar tus propios mandalas o colorear los prediseñados ?”

Seguro que se te han pasado estas dudas (y otras) por la cabeza, pero no te preocupes que aquí te he preparado una guía resumen dividida en dos partes: Una centrada en el coloreado y otra para la creación desde cero. Verás que es algo realmente sencillo y al alcance de cualquiera 🙂

Si no tienes experiencia te recomiendo que empieces coloreando y tomando contacto con los colores y las técnicas disponibles, es posible que más adelante te atrevas a crear tus propios diseños 😉

Ya sea que te disponga a dibujar desde cero o a elegir un diseño prediseñado debes saber que cualquiera de las dos maneras nos ayudará a conectar con nuestro centro. 

Sin más, ¡empezamos!

Preparando el espacio

Es muy aconsejable tener un sitio preparado para realizar nuestros trabajos artísticos. Esto significa principalmente que estés cómodo, que nadie te interrumpa y que tengas los materiales a mano. Si puedes elegir un sitio ventilado y con luz, muchísimo mejor. En mis talleres, además suelo encender una vela blanca que acompañe todo el proceso de creación y  música de fondo.

Técnicas y materiales

La técnica que utilices no es realmente importante, el único requisito es que sea la que tú elijas: Rotuladores, lápices, bolígrafos, acrílicos, etc  Puedes elegir también el tipo de soporte que más te guste: Papel, cartulina, lienzo, madera…

967218867ce954ee9997518a8d7f784d

Zendala de Senhaz Bac pintado sobre piedra

Para empezar a colorear puedes probar los lápices o rotuladores de colores. En el caso que sea doodle art, un rotulador fino negro o azul será suficiente. Lo importante es que no te compliques en un principio y que vayas probando nuevos materiales a medida que ganes confianza en tu proceso creativo.

Coloreados de Mandalas, zendalas y figuras prediseñadas

Eligiendo el diseño

Escoge uno que te llame la atención, sin importar si sabes el por qué o si lo encuentras feo o bonito.

Cuando eliges un mandala o una figura para colorear realmente no es una elección al azar, ya que si éste tiene muchas formas puntiagudas, cuadrados y con picos no es lo mismo que si eliges otro con formas redondeadas. Lo mismo será si lo que escoges es el dibujo de una persona, un animal o un paisaje. Cualquiera que sea el tipo de dibujo que elijas estará bien y te estará indicando qué necesitas en este momento.

Aunque en un principio no es importante, si quieres saber qué es doodle art, zendala y Zentangle, te recomiendo este post.

Pasos a seguir

  • Una vez que estés sentado delante del dibujo y dispuesto a comenzar, realiza una respiración profunda desde el estómago y obsérvalo sin juzgarlo, simplemente disfrutando sus formas y espacios en blanco.
  • Sin pensarlo demasiado empieza a colorear. Si se trata de un mandala o zendala (debido a su forma circular) puedes elegir si pintarlo desde el centro hacia afuera o viceversa. Pintar partiendo del centro te ayuda a exteriorizar las emociones,  a abrirte para ser más sociables y en general te permite mostrarte más y expandirte. Pintar desde el exterior hacia adentro te conduce a tu propio centro, es un recogimiento y un mirar hacia adentro. En el caso que no tengas claro que necesitas, hazle caso a tu intuición y empieza de la manera que te nazca.
  • Lo más importante es que disfrutes del proceso y que sea una actividad placentera para ti.

A tener en cuenta

  • Puede ocurrir que durante el coloreado no te sientas cómodo. Si esto te ocurre, simplemente deja de colorear y prueba con otra imagen. Es posible que no sea el momento de ese dibujo en particular. Inténtalo en otro momento a ver qué te produce.
  • Es importante que termines los trabajos que vayas realizando. No tienes porque hacerlo ese mismo día, puedes hacerlo en varias sesiones.
  • No tienes la obligación de combinar colores de forma armoniosa. Hazlo de la manera que te salga natural.
  • No hay errores ni equivocaciones. Lo importante es que sigas a pesar de que te salgas de los bordes 😉
  • No coloreas mal o bien. Aprende a no juzgarte.
enamorartecolor

Escribir una leyenda

Dibujar y crear tus propios diseños desde cero.

Doodle art y Zendalas

La creación de doodle art, ya sea como zendala o  de inspiración zentangle, es realmente sencilla y relajante. No existen reglas de creación, es totalmente libre y te permite fluir mediante formas abstractas y “sin sentido”.

doodleart1

Doodle art creado por mi

Pasos a seguir

  • Elige el soporte y los materiales.
  • Puedes crear un boceto previo a lápiz y luego pintar sobre él o si te atreves dibujar directamente con rotulador las formas que vayan surgiendo. Otra opción es marcar con regla y compás el espacio delimitante y “garabatear” con rotulador o bolígrafo sobre esa base.
  • Puedes crear formas abstractas, patrones, figuras “reconocibles” como animales, personas, flores, etc o una combinación de ambas. Dependerá de tu destreza en el dibujo y de lo que te nazca hacer. Incluso para dibujar figuras no es necesario “saber dibujar”, simplemente dibuja y déjate llevar.
  • Una vez terminado puedes agregarle color o simplemente dejarlo tal cual.

A tener en cuenta

-Es posible que te encuentres “falto de inspiración” y que no sepas cómo rellenar huecos o cómo crear tus propios garabatos. Mi recomendación es que empieces copiando patrones. No solamente los que hagan otros artistas, sino que te fijes, por ejemplo en los diseños de la ropa, manteles, platos, y elementos de decoración en general. Te sorprenderá descubrir la cantidad tan grande de patrones que nos rodean en el día a día. Una vez que hayas copiado y observado unos cuantos, empezarás a producir los tuyos propios. En Pinterest existen galerías en las que empezar a inspirarte.

-Puedes crear tu propia galería de patrones en una libreta cuadriculada y hacer uso de ella cuando te quedes en blanco.

-El doodle art puede combinarse con bolígrafos y rotuladores de varios colores, ¡no te quedes sólo con el negro!

Creación de un mandala

Tanto si vas a dibujar tus propios mandalas como colorear alguno que te guste en especial, sería prudente que sepas, antes de nada, cuáles son los elementos básicos que contiene todo mandala clásico.

Particularmente pienso que el proceso de colorear o dibujar, sea la imagen que sea, es ya una actividad que invita a la meditación artística, pero el mandala es en sí una figura muy poderosa que puedes aprovechar mejor si la conoces bien.

Un mandala de estilo clásico, tal cómo se hacen en Tíbet o India, para considerarse como tal debe contener:

  1. Círculo. El mismo círculo delimitante.
  2. Cuadrado. Es la figura geométrica que representa la tierra, el primer sólido.
  3. Punto central. Llamado Bindu, simboliza también tu centro y esencia.  Será de donde partas a la hora de crearlo, o bien hacia dónde vayas si empiezas desde las orillas hacia dentro. Es el eje principal del diseño.
  4. Cruz. Marca las partes o regiones internas del mandala y aunque no tiene porque estar presente como tal, puede representarse o insinuarse con los puntos cardinales o disponiendo 4 u 8 elementos alrededor del mismo.  La cruz también representa los 4 elementos: tierra, aire, agua y fuego.

Los elementos que se repitan dentro del mandala deben ser pares. Recuerda que el mandala es una figura que invita a la relajación (Más información sobre el mandala aquí).

Hay quienes consideran que todo diseño circular que no contenga estos elementos ya no es un mandala como tal, sino de “inspiración mandálico” o cómo se dice ahora, un zendala. Lo que sí es fundamental, sea tu mandala clásico o actual, es que tenga un círculo que lo delimite, que contenga un punto central y que de alguna manera se divida en 4 zonas indicando de alguna manera los ejes cardinales (cada zona muestra un aspecto de tu inconsciente).

a6cb752f85b3fb556d86dab313f32257

Este diseño es muy bonito, pero no se consideraría un mandala dentro de los cánoces clásicos.Aún así el hecho de colorearlo te llevará a un estado meditativo del que podrás también extraer cosas del insconciente.

mandala_08

En cambio, este diseño contiene todos los elementos para ser considerado un mandala: Círculo, cuadrado, cruz y punto central

Pasos a seguir

Aunque puedes realizar mandalas bordados, tejidos o modelados en arcilla, la técnica que voy a explicar es la que yo realizo: Dibujado y pintado sobre papel, cartulina, lienzo o tabla. Pero como he dicho antes, la técnica no es realmente importante, elige con la que mejor trabajes y te sientas más a gusto.

  • Elige el soporte y los materiales. Si eres nuevo, lo más sencillo es utilizar lápiz un bolígrafo o rotulador fino negro sobre papel o cartulina. Para colorearlo después, puedes hacerlo con lápices o rotuladores de colores.
  • Con la ayuda de un compás y una regla  traza a lápiz los elementos principales y básicos del mandala. Si quieres realizarlo en base a los mandalas clásicos, recuerda que debes dividir el mandala en elementos pares y que debe contener un cuadrado y una cruz representativa.
  • Una vez tengas todo esto dibujado, procede a crear de forma fluida y sin pensar. Puedes agregar pétalos, triángulos, patrones (si, inclusive doodle art), figuras, números, letras…. Lo importante es fluir dentro de la disposición del mandala. Al igual que hacías al colorear, cuando dibujes  puedes hacerlo desde el centro o hacia él.

Más adelante iré creando post en el que iré explicando más detalladamente, con imágenes como crear mandalas desde cero. Mientras tanto puedes fijarte en cómo lo hace Que cositas DIY.

A tener en cuenta

Para finalizar es bueno  que sepas que el mandala, además puedes utilizalo para diferentes fines y que dependiendo de eso, el proceso de creación variará un poco. (Ver usos del mandala)

Sobre el mandala y su destrucción

Es muy doloroso tener que deshacerte de algo que te ha llevado tanto tiempo hacer, y más si te gusta el resultado. Como artista se muy bien lo que cuesta desapegarte de tus creaciones. Pero por otro lado si pienso que es importante practicar este tipo de ejercicios: mandalas realizados para descargar y que finalmente destruyes, agradeciendo por permitirte liberar apegos. Hay quien opina que es mejor destruir los que se vayan realizando pero no inmeditamante después de su creación. Puedes utilizar el mandala un tiempo para observarlo y meditar sobre él y una vez que sientes que ha cumplido su función, lo entrega y te liberas de él. Realmente se trata de una elección personal.

2 comentarios en “¿Cómo creo mis propios mandalas y diseños?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s